Sin Música..

¡No hay Terror!


Análisis melódico y tonal de canciones de Halloween


Halloween es una fiesta de origen pagano que se celebra la noche del 31 de octubre, víspera del Día de Todos los Santos, y que tiene sus raíces en el antiguo festival celta conocido como Samhain.

Esta macabra fiesta da mucho juego en el aula de música, ya que se aprovecha para interpretar canciones relacionadas con la muerte, el terror, los fantasmas, los esqueletos, etc.

A mi me parece una gran oportunidad para analizar los elementos de la música que influyen en el carácter final de una obra musical…

¿Cualquier melodía produce sensaciones inquietantes? ¿Hay recursos compositivos que favorecen que la música produzca miedo?

La respuesta, por supuesto, es afirmativa. Sabemos que el terror de una película depende en gran medida de la banda sonora (música, efectos sonoros, ruidos, voces..) y los compositores de este tipo de bandas sonoras seleccionan muy bien los elementos musicales que más miedo producen: sonidos muy graves, instrumentos graves, repeticiones de motivos musicales, crescendos, accelerandos, voces tenebrosas, sonidos electrónicos, efectos y ruidos especiales (puertas que chirrían, viento, ventanas que golpean, pasos sospechosos..)

Como veis, es un mundo sonoro muy interesante para trabajar en el aula en cualquier nivel en el que trabajéis. Me gustaría elaborar varias actividades de este tipo pero, para empezar, vamos a realizar una actividad de análisis melódico y tonal. ¡Empezamos!

Tonalidad o Escala MENOR y el SEMITONO, dos elementos musicales “sombríos”

El Semitono

El SEMITONO es la distancia más pequeña que puede haber entre dos notas. En nuestro sistema musical los Semitonos naturales están entre las notas MI-FA y las notas SI-DO. También se pueden conseguir distancias de Semitono si utilizamos las alteraciones, por ejemplo entre las notas RE y Mi bemol también hay un Semitono. Estamos acostumbrados a escuchar los Semitonos en la canciones y obras musicales pero si los escuchamos descontextualizados o en una secuencia donde suenan repetidamente, la sensación que producen es de inquietud, de ahí que se utilice tanto en canciones de Halloween para crear un ambiente tenebroso.

Mira el siguiente ejemplo musical, son semitonos. El profe tocará los intervalos con el piano u otro instrumento para que se aprecie el efecto sonoro.

La Escala Menor

La escala menor tiene una sonoridad especial que se muchas veces se asocia a temas tristes, deprimentes, reflexivos o, en algunos casos, tenebrosos… por eso se utiliza en canciones de Halloween o en temas que quieran sugerir un ambiente apagado. Lo que hace que una escala se considere MENOR es la colocación de los tonos y semitonos, siempre entre los grados II-III y V-VI.

Mirad el siguiente ejemplo. En este caso también el profe tocará las escalas menores en el piano u en otro instrumento para apreciar bien su sonoridad.

Análisis de partituras

Llega el momento de comprobar que, efectivamente, estos elementos influyen en el carácter musical de las canciones a través del análisis de varias partituras. Los alumnos en parejas o pequeños grupos deberán analizar los elementos de las partituras y señalar los semitonos que encuentren, comprobar que se utiliza una escala menor y anotar cualquier otro intervalo, motivo musical, ritmo, etc. que se repita y pueda contribuir a crear el ambiente tenebroso propio de las canciones de Halloween.

Una vez analizadas las partituras, se escucharán para comprobar auditivamente estos elementos musicales. Para ello, podéis contar con la ayuda del profe o buscando las versiones cantadas o instrumentales de las canciones en Internet.

Para finalizar esta parte de la actividad, se expondrán en clase todos los análisis y re recopilarán las conclusiones.

Aquí están las partituras

Trabajo creativo:

Componer una melodía para Halloween

Para finalizar esta tarea ponemos a prueba la teoría y retamos a los alumnos a componer una melodía para Halloween que, lógicamente, contenga muchos semitonos y esté basada en una de las escalas menores. El Ritmo, número de compases, instrumento, etc. será totalmente libre pero se recomienda seguir el patrón de alguna de las canciones analizadas (4, 8 o 16 compases, motivos que se repiten, frases repetidas o variando algunos elementos, etc.).

Como muestra os dejo mi composición, es muy sencilla:

¡Espero que os haya gustado la propuesta!


Join